martes, 17 de febrero de 2009

Y salío el sol

Por fin el fin de semana pasado el mal tiempo nos dió una tregua y el domingo pudimos sacar las flacas a pasear... Ni siquiera el fresquito de primera hora de la mañana era motivo para arrugarse, ni siquiera el airecillo que soplaba podía ser una excusa para quejarse, después de unas cuantas semanas de temporal, había que pedalear si o si.
La mayoría de mis compañeros de aguaverde hicieron una ruta cabrereña con ágape posterior, donde los taimados abuelos hicieron gala de sus sucias artimañas para adjudicarse una victoria sobre los pipiolos, que a pesar de que puede ser considerada como un trofeo de verano (usando un simil futbolero), no pide otra cosa que no sea venganza.
Por mi parte yo opté por una ruta sureña, sin mucha complicación montañosa y de adaptación a la postura de ir acoplado, 3 horitas seguidas de una transición de 20' de carrera que, sobre todo al final, se me atrangantó un poco. Supongo que el entrenamiento del sábado, con 50' de carrera, 1 hora de rodillo y 3000 metros de agua me dejaron las piernas un poco tocadas, pero es lo que toca ahora, darle duro.
Esta tarde tengo que recoger mi licencia y un casco nuevo para la bici, asi que mi entrenamiento consistirá en ir al gimnasio.

3 comentarios:

Dani dijo...

Y yo con una gripe o similar que me ha dejado tendido en cama mientras el sol os calentaba los cascos... Mecagoentoloquesemenea

Dani dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Lolo dijo...

Pero Dani!! que esas cosas se cogen en diciembre!!