jueves, 31 de julio de 2008

Crónicas Palmacianas

Pedaleando contra viento y marea

Lo que más me mola del triatlón es la bici, soy muy malo y todo eso, pero me va lo de dar pedales, subir, bajar, tumbar en las curvas.... asi que una de las motivaciones que tengo cuando estoy terminando el segmento del agua es que lo siguiente es la bici.
En Pálmaces mi idea era no salir muy agobiado ni cansado del agua, hacer una buena bici vaciándome, y terminar corriendo de menos a mas, y la primera parte del plan se había cumplido. Tras la subidita a boxes desde la orilla (cada año la empinan más o yo me hago más viejo), me quito gorro y gafas de natación (no se donde los dejé porque al final desaparecieron, asi que si algún lector se encontró unas gafas Aqua Sphere negras junto al gorro 110, le agradecería mucho que me las devolviera, no ya por lo que cuestan, sino porque era la segunda vez que las usaba y da un poco de rabia no nadar más con ellas).
En boxes me tomé mi tiempo, mientras Edu salía como un cohete, yo me ponía los calcetines, casco, gafas, dorsal y al lío! Las primeras rampitas hasta el pueblo y los subeybaja hasta tomar la carretera a Atienza se le atragantan a más de uno, yo me encomiendo a San Compact y al molinillo y supero esos 6-7 kms con facilidad.


Los otros años que he estado aqui la ida hasta Atienza se ha hecho con el aire de cara, momento en el que vas cogiendo postura en la bici, bebes y comes, y la vuelta con el aire a favor la haces volando... pues este año nada más girar a la izquierda dirección Atienza, no noto ese aire en contra y si una ligera ayudita a favor... los planes se empiezan a torcer. No consigo sacarle partido a tener el aire de culo los primeros 30 kms porque la carretera es un continuo subeybaja pero con ligera tendencia a subir, además, hay que guardar algo para la vuelta que pinta realmente mal. Avituallamiento y llegada a la rotonda de Atienza, comienza el show!!
Si en la ida he adelantado a bastante gente, la vuelta empieza con dos o tres triatletas pasándome en la primera subida, vale que me pillaron bebiendo, pero no me suelen pasar asi. El aire empieza a soplar no solo de cara sino lateralmente, por lo que cada vez que me pongo de pie para subir, me desplaza a la izquierda. Muy bien, no solo tengo que luchar con el aire en contra, sino que además tengo que estabilizar la bici. La paradoja es que me sigue pasando gente en las subidas, y yo les engancho en las bajadas y los llanos. El mundo al revés.
Decido dejar de mirar el crono porque veo que me voy a ir de largo del tiempo del año pasado (1h50' en 2007 frente a 1h53' de 2008). Llego por fin a la carretera que lleva a Pálmaces, mas resguardada del viento y aprieto para arañar unos pocos segundos. Por segundo año consecutivo, me hago la subida al pueblo a plato, y es que llegar y recibir el aplauso y ánimos de la gente te bloquea esa parte del cerebro que te hace pensar que es mejor bajar a plato pequeño y tener las piernas menos cargadas, pero qué se le va a hacer, esto es Pálmaces y la ocasión lo merece.

Transición y a correr!!!

Esta vez no me equivoco de barra donde dejar la bici (como el año pasado) y hago una transición rápida, fuera casco y zapas, me pongo la gorra mágica, las zapas de correr, dorsal por delante y a por los 12 km!
Nada más salir recojo dos botellas de agua de las que te dan los magníficos voluntarios (gracias chic@s!!!) de Pálmaces, una para beber y la otra para ducharme, que aunque no hace mucho calor, sienta bien y te espabila. Lo bueno es que la carrera empieza cuesta abajo, lo malo es que como te empalmes y pongas un ritmo fuerte, en la primera cuesta lo pagas (como yo en 2006), asi que voy controlando las zancadas y llego a la entrada del pueblo, donde el club de fans se ha hecho fuerte (Belén, la familia de Edu y Carlos con su bocina, para el que nunca voy lo suficientemente rápido). Voy con flato, asi que decido ir despacio en la primera subida, dejarme caer hasta la caseta y allí ya veremos. Me siguen pasando triatletas, algunos van muy bien y otros van a pagar cara la exhibición inicial. En el avituallamiento intento comer una naranja a ver si así se va el flato, pero nada, me he cruzado con Abuelita y su hermano, la Tía abuela, que me hacen gestos como diciendo "pipiolo, ya no nos cojes...." los infelices no saben que si no soy yo, será otro pipiolo el que les de matarile...
En la caseta el dolor de flato afloja un poco, y me pasa un fiera en su segunda vuelta a buen ritmo, asi que me pongo a chupar rueda de el (aqui si se puede!), el tio va un poco mosca y me pregunta que si es mi segunda vuelta (debía esperar que le esprintase al final o algo asi), le digo que no, que vaya tranquilo y que tire, que va muy bien, y el mamón me hace caso y me deja un poco atrás durante 1 km mas o menos, cuando le veo que se para con la pierna muy tiesa... calambre!! Le digo que no se pare, que camine y estire, y me debió hacer caso, porque me volvió a coger cuando yo iba a por mi gomita de segunda vuelta.
Bueno, afrontaremos la segunda vuelta ya sin dolor de flato, nuevo doble avituallamiento, botella para beber y botella para ducharme, y noto que las piernas las tengo como si acabara de iniciar un entrenamiento de carrera suave. Subo con precaución la primera cuesta nada más salir del pueblo (Manosucias me dice que voy muy bien, yo le digo que no tanto, y Carlos ya me ha dado varios bocinazos) y en la bajada voy acelerando poco a poco, llego a los boxes de natación, me cruzo con varios compis aguaverdianos, Loko, Petrus, Jam... a Sermor sólo se le adivina, porque el tío va lanzado. Cuando paso el avituallamiento me cruzo con Beni, que va de paseo, y le digo en plan coña: "Beni, que ya te tengo", el tio se descojona...


Ya veo la caseta y aprieto un poquito más, sólo 3 km y se acaba, vamos!! En el giro veo que Iván viene a poca distancia... que cabrón! me va a cazar como el año pasado. Pues que sufra un poco, que yo aprieto otro puntito mas.
El ritmo que llevo es bueno porque no paro de adelantar gente, entre ellos varios de los que hicieron alardes nada mas comenzar la carrera, que ya van andando. Antes de llegar a los boxes del pantano veo a Beni y le paso, debe ir lesionado o algo asi para ir tan atrás. Me dice que como soy tan capullo de cogerle, yo ya voy lanzado. Portsea está animando a la gente justo antes de la última subida, me da ánimos y me pregunta el tiempo que llevo. Con la única neurona que no está ocupada en dar órdenes a las piernas le digo que el global no lo se, sólo llevo el parcial y que voy para hacer 3h30' aproximadamente. ¿Me habrá entendido?
Subiendo la última cuesta veo a un aguaverde que en el avituallamiento se para a beber agua, no se si es abuelo o pipiolo, pero yo le paso a toda leche y enfilo los últimos metros hacia la meta entre los ánimos de el club de fans, Manosucias, Carlos, los pomponeros aguaverdianos y como no, la gente del pueblo, que se vuelcan año tras año con este triatlón.
Llego a meta en 1h33', mejoro puesto en la clasificación aunque con peor tiempo que el año pasado, y lo mejor de todo, puntúo para el equipo pipiolo, que barre a los abuelos por un contundente 9-3. (Se las prometían muy felices con el 0-3 inicial).

Fin de fiesta

Después de reposar un poco, comentar la jugada con los compañeros y comer y beber algo, tocan las.... (redoble de tambor)... PORNODUCHAS!!! Un corralito habilitado con 3 alcachofas de agua fría (que coño, muy fría) donde comparten ducha los miembros (en todo su significado) y las miembras que han participado en el tri. Este año la risa la puso una tira de lona junto a las duchas, que resbalaba como aceite y que hizo que por ejemplo Iván cayese patas arriba y en pelotas delante de una de las triatletas que esperaba turno detrás de el para ducharse.
El tradicional sorteo de regalos acabó otra vez sin que ni Edu ni yo nos llevásemos el edredón a casa, por lo que tendremos que volver el año que viene, y es que lo del triatlón es una excusa. La gente viene aqui a llevarse el edredón, y lo demás son milongas.
Y por fin, la merienda-cena!! La enésima muestra de colaboración y cariño del pueblo de Pálmaces, que organiza una merienda donde triatletas hambrientos devoran como pirañas los platos de tortilla, jamón, queso, etc... Yo la verdad es que no tenía mucha hambre y con unas pinchadas me di por satisfecho, asi que como empezaba a rondarme el sueño, decidimos recoger y marcharnos a casa.
Espero tener plaza el año que viene!!!

Ah!! Las fotos de hoy y estos días pasados se las he robado a Carmencita, los Marlins, Lucanux, Luidgi, Trivo y a unos cuantos más sin su permiso, que es como estas cosas saben mejor jejejeje

8 comentarios:

Ishtar dijo...

Bueno, pues más o menos el mismo tiempo que el año pasado (si no recuerdo mal ;-)) pero con la natación más larga, más viento y más calor, ¿no?. Pues eso está más que bien!! :-)

Espero que el año que viene pueda ir yo también y te haga morder el polvo jijiji ;-)))

Besicos!

P.D.: que vivan las porno-duchas palmacianas!! jajaja

sermor dijo...

Ea, Lolo, el año que viene otra vez ¿no?

Sí que fue curioso el viento a la vuelta, pero con el perfil ligero en descenso no fue muy grave.

Abuelita dijo...

Joder Lolo me parto con tus cronicas.
Salu2 Campeon

Lolo dijo...

Ishtar, si, mas o menos como el año pasado, ya sabes que las distancias en Pálmaces tienen otras dimensiones. Si que parecía mas larga la natación, pero como dice Petrus: "Estos tiran las boyas por donde les parece y donde caigan han caido". Yo ya me había hecho a la idea de que este año me dabas matarile, asi que el año que viene te pincharé las ruedas.
En cuanto a las pornoduchas... aqui los tios vamos en desventaja, no es justo!!! jajajaja

Sermor, mi idea es volver el año que viene a por el edredón. Si pesases 58-59 kg ya me dirías si el viento es grave o no ;)

Abuelita, mamonazo, ibas tan cegado en cortarme la cabellera que también paraste a beber agua y OGV te rebanó el cuello ;) jajajaja. Nunca te fies de los pipiolos, son taimados y traicioneros...

sermor dijo...

Bue, bue. Entre 59 y 63 no hay mucha diferencia, :)

Lolo dijo...

Jejejeje, la diferencia entre mi peso fuera de temporada y cuando estoy fino ;)

nemaude dijo...

putos tirillas de "mielda"... me sacais un palmo y estoy en 66 kilos :-P

Ramón Doval dijo...

Buena crónica. ¿Al final te dieron el slot para kona?