martes, 22 de abril de 2008

Si es que me pierde la boca...

Que mal rato he pasado!! Y es que parecerá mentira que todo un triatleta capaz de meterse entre pecho y espalda entrenamientos y competiciones que asustan a mucha gente tenga temblores de piernas y se cague por las patas cada vez que va al dentista, pero la vida es así de cruel. Es mi talón de Aquiles, una simple revisión me dispara las pulsaciones, y hoy no ha sido una simple revisión. Os pongo en antecedentes: El viernes mientras cenaba se me cayó un empaste, y hoy he ido a que me lo recolocaran, pero el buen señor me ha dicho que la muela está hecha un harapo, y que hay que hacer endodoncia, pernos, coronas y no se que más horribles experimentos. Lo peor es que me ha quedo de momento sin poder comer por el lado habitual, ya que en el otro tengo un hueco y claro, morder con una encía es doloroso. ¿Dónde quiero llegar? A que el domingo mi alimentación va a consistir básicamente en barritas que no puedo masticar por un lado y que me duelen por el otro. Voy a tener que ir pensando en una solución tipo Powergeles de sopa de cocido, jamón licuado o vete tu a saber...

De momento la semana de tappering la inicié ayer dando un paseo, y el gemelo me ha recompensado no doliéndome hoy en todo el día. Que siga así!!

4 comentarios:

Ramón Doval dijo...

Vete a Elche anestesiao, así no sufres. Suerte mostro.

Ishtar dijo...

Anda que no habría otros días para hacerte el apaño dental, ya te valeeeee. La semana que viene hubiera sido perfecta, que además te dolerán tantas cosas que una más tampoco lo notarías jeje

Besicos!

Serfinisher dijo...

Ya Isthar pero es que el pipiolo se busca una salida honrosa, para la del pulpo que le van a meter los agüelos... que viene llorando desde febrero.
Ni te acordarás de la muela Lolo-pipiolo y cuenta con todos los ánimos de un exagüeloaguaverdiano, que el domingo estará alli apoyandote sin acritud..
No queda nada...
Un abrazo

Serfinisher dijo...

Ya Isthar pero es que el pipiolo se busca una salida honrosa, para la del pulpo que le van a meter los agüelos... que viene llorando desde febrero.
Ni te acordarás de la muela Lolo-pipiolo y cuenta con todos los ánimos de un exagüeloaguaverdiano, que el domingo estará alli apoyandote sin acritud..
No queda nada...
Un abrazo