miércoles, 30 de abril de 2008

La natación

Durante esta semana iré contando mis andanzas por el triatlón de Elche, ya que los entrenamientos creo que se van a reducir a no hacer nada hasta el lunes que viene. Tengo las piernas todavía un poco tocadas (esta mañana he dado una mini carrera de 50 metros para coger la Renfe y casi me da un calambre jejeje), el lunes volví de viaje y el viernes me vuelvo a ir, asi que mejor empezar de nuevo el lunes con las pilas cargadas. Bueno, vamos al lio, que es lo que interesa.

Natación (4000 metrillos de nada)

Como ya he comentado, los momentos previos fueron de acojone y nervios. Eso de ir camino de boxes y que sea de noche como que no te deja el cuerpo muy tranquilo, pero con más miedo que vergüenza me aventuré hacia la T1 en compañía de Bel y su tía, sufridoras colaterales del madrugón de rigor.
Me puse el neopreno rápido porque la brisilla marina que corría era de las que te dejaban con la risa, y me lo tuve que volver a quitar para que me pintase los números en brazo y piernas una alumna aventajada de Picasso, porque lo que me tatuó la joven no se si era su firma o un cuadro abstracto, de lo que estoy seguro es que no eran números (al menos en este planeta).
Me meto en boxes con el casco, zapas de bici e inflador, coloco todo muy mono y en plan feng-shiu y salgo para darle la mochililla que llevaba y el inflador a Bel, que decidió que lo interesante estaba ya en la playa, y allí me encuentro, cargado con mis aperos y sin saber dónde dejarlos (en el guardarropa no, porque como llevaba apoyo logístico, no cogí el ticket). Felipe va dando la salida a las chicas y nos cita a los chicos en la cámara de llamadas. Me acercoy le digo que si le puedo dejar las cosas donde está el, ya las cogeré al salir del agua, y me dice que no va a estar en un sitio fijo, pero llama a Bel por el micro para que venga a socorrerme. Le doy todas las cosas...... menos las chanclas.... joder, con los putos nervios.... "Bueno-pienso- a las malas, dejo las chanclas en la playa y que las den", pero en ese momento oigo a mi espalda una voz que me dice algo así como "tranquilo pipiolo, que hoy no te corto la cabellera"... Serfinisher!! Le cuento mis desventuras y se hace cargo de mis chanclas y de mis nervios. Su frase "Llevas 8 meses preparándote para esto, ahora te toca disfrutarlo" desaloja de mi todo el nerviosismo, el miedo y demás rollos, y puedo empezar a visualizar la natación, pienso hacer todo lo posible para no recibir golpes...
Suena la musiquita que anuncia el último mínuto antes del bocinazo y MEEEECCCCCC!! 300 locos se lanzan a un agua a 16ºC a las 7:30 de la mañana. Entro caminando despacio, viendo como la gente empieza a bracear, y cuando ya no puedo avanzar más de pie, inicio el nado tipo waterpolo para coger una posición cómoda. Tras unos leves roces con otros triatletas, comienzo a alargar la brazada y a deslizar y alcanzo la primera boya rápidamente, se me ha hecho corto. Sigo con la misma secuencia de brazada, relajado y bordeando la segunda boya por el exterior para no entrar en peleas. Llego a la tercera, donde está anclado "el yate de Ximo", y ya voy con sólo un par de triatletas en las inmediaciones, la situación ideal para mi. La cuarta y quinta boyas las tomo por el interior ya que no hay mucho jaleo, y ya visualizo el arco de salida de la primera vuelta. Doy unas cuantas brazadas y parece que ¿se aleja?... debe de haber algo de corriente y se me hace más largo este último tramo, bueno, voy a tardar algo más de los 40' que tenía pensado, qué le vamos a hacer. Cuando salgo (con los pies pinchados por las piedras de la orilla) miro el reloj y veo: 36 minutos!! Voy demasiado rápido, asi que la segunda vuelta me la tomo con más calma, aún así logro adelantar a algunas de las chicas que habían salido 15' antes que nosotros. Lo que estoy notando son las rozaduras que me está haciendo el neopreno en el cuello y el top en las axilas, y también empiezo a notar en las manos y los pies que la temperatura del agua es tirando a fresquita. Como el año pasado, la segunda vuelta se me hace más corta (aunque tardo más) y llego a la playa en 1h15' (5 minutos menos que mi previsión!!). Hemos empezado con buen pie a pesar de todo el jaleo previo. Me voy a la T1 con la mente puesta en una barrita que me había dejado preparada para paliar el hambre que seguro que me iba a dar el agua, como así fue.
En la T1 estuve 5 minutos. Me lo tomé con calma, comí, bebí, me vestí, casco, calcetines, guantes para la bici, más barritas en los bolsillos y un almax por si acaso.
A ver si luego en casa puedo poner algunas fotillos de la natación.

7 comentarios:

robert mayoral dijo...

felicidades finisher, lástima no haberte podido saludar, en fin, el mes que entra iré a Madrid al clasificatorio, a ver si coincidimos por ahí!

Michi dijo...

Enhorabuena Lolo,y encantado de haberte conocido en carrera,espero verte pronto en un IM que estoy seguro de que lo terminas sin problemas.Un saludo campeón.

Anónimo dijo...

hermano que tal las patas ahora, supongo que estaras recuperando, ahora disfruta de la experiencia que yo estoy con un tembleque de to que no veas. FUERZA Y HONOR HERMANO

Eladio dijo...

Mostro, estás que te sales!!
Un saludo.

Sufridorpuntocom dijo...

Queremos mas crónica para seguir disfrutando

Dani_ironmandream dijo...

Una crónica cojonuda. Escribe el resto, leches...

Ramón Doval dijo...

Por cierto: cuando te bajaste el neopreno para que esa chica tan nerviosa te marcara el número... ¿llevabas algo debajo?
Esperamos el segundo capítulo.