lunes, 3 de noviembre de 2008

Esto hay que contarlo

Lo que me ha ocurrido este fin de semana hay que contarlo: Aunque parezca increible... ¡¡he pinchado en el rodillo!! El jueves pasado noté que al final de una sesión de pedaleo suave, la rueda trasera estaba floja, y pensé que se me había debido olvidar inflarla últimamente, asi que tampoco le di mas importancia, pero el sábado cuando la inflé y a los 5 minutos volvió a estar deshinchada me dije "estás llamado a realizar cosas imposibles", ya sólo falta que esas cosas sean buenas, pero vamos afinando.
Lo hubiera entendido si tuviera un rodillo de esos que te hacen videos con circuitos simulados de las carreras más importantes del mundo, con tal nivel de realismo que hasta te meten los clavos y cristales de las carreteras, pero no, mi rodillo es sencillito, sin conexión al pc ni nada de eso.
La única explicación que se me ocurre es que estoy tan fuerte, que he reventado la rueda, y mientras dure mi euforia, no admitiré ninguna más.

5 comentarios:

MIGUEL A. ROLDAN MARIN dijo...

hola compi... yo no puedo decir lo mismo, pero si es cierto que muchos amigos mios han pinchado en el rodillo. no es la primera vez que lo escucho.
no es tan excepcional aunque como te digo (yo toco madera)
saludos y animo con el objetivo

TriKer dijo...

Donde vamos a parar, si NI EN EL RODILLO vamos a estar a salvo de los pinchazos!!

"estás llamado a realizar cosas imposibles", estoy totalmente de acuerdo!

Anónimo dijo...

Primera vez que lo oigo...pero siempre se aprende algo...

Tomipablo.

Lolo dijo...

Miguel, en cierto modo me tranquiliza saber que no soy el único gafado jejeje, ya sabes, mal de muchos....

Triker, al final lo más seguro es la carretera

Tomipablo, no te pongas tan fuerte como yo y así no pincharás en el rodillo jejeje ;)

Ishtar dijo...

A nosotros también nos ha pasado ;-).

La explicación puede ser una simple chinilla pegada a la cubierta que se incrusta al paso por el rodillo... yo no es por quitarte la ilusión ni nada, ¿eh? ;-)))

BEsicos!