viernes, 16 de mayo de 2008

Por fin... De paseo por el Vinalopó

Me quedé en mi llegada a la T2, aparentemente con buenas sensaciones, con las piernas frescas y por la hora a la que llegaba, con ya poca gente en los boxes... Allí les dije a Bel y al resto de la familia que me encontraba bien y que esto ya estaba chupao, bueno, yo nada más que les levanté el pulgar, pero quería decir todo eso. Me voy quitando el casco, las zapas, me echo protector solar.... no sale... ahora!! me lo doy en los hombros a lo gañán, es decir, como cae asi se queda. Ahora un poco de radio-salil para que la rodilla no de la lata...puffff, el tubo, recalentado, me escupe un chorro de radio salil y lo extiendo como puedo, pero se me quedan las manos pringosas, malolientes y asquerosas, asi que decido que lo mejor es salir corriendo de alli....

Inicio la primera vuelta y si os habeis fijado, con tanto ajetreo, no he tenido tiempo ni de mear... asi que los primeros kilómetros voy buscando un sitio reservado y sin mucha gente donde soltar la vejiga, detrás de unos camiones veo a otro triatleta con mis mismas intenciones, y hago bueno el refrán de que picha española no mea sola.... Hostias como duele!!! con toda la coña, al llevar más de 5 horas sin hacer aguas menores y con todos los productos de deshecho que debe tener mi cuerpo, la sensación es la de mear cristales... (No intenteis hacer esto en casa). La primera vuelta la dedico a ir bebiendo algo, pero parece que no entra muy bien, pruebo con la sandia y de momento funciona, y así gano mi primera gomita.
La segunda vuelta la empiezo pasando al lado de una terracita donde a la sombra, tanto mi familia como Serfinisher se están metiendo entre pecho y espalda unas jarras de cerveza que quitan el sentido, y que sólo abandonan para animar a las pobres almas en pena que nos mantenemos a base de isotónicas. No se si esa visión fue la puntilla, pero de repente, me tuve que parar y caminar. Tenía la boca seca y las pulsaciones por las nubes, y decido ir caminando hasta el primer avituallamiento, bebermelo entero e iniciar la carrera. Todo guay excepto que al iniciar la carrera, el estómago me dice que donde voy, que de correr nada. Negociando con mi cuerpo y mente tramos andando y tramos corriendo me coloco la segunda gomita.
Tercera vuelta, el calor sube, sigo sin poder beber porque cuando lo hago el estómago se me da la vuelta, y me ha pasado ya hasta el Tato porque yo continùo caminando más que corriendo. No me pongo a llorar porque no debo tener mucho líquido en el cuerpo y porque se que aunque sea a cuatro patas, voy a terminar esto. Han sido los 7 kms más largos de mi vida. Me estaba obsesionando con no subir mucho de temperatura corporal, y me duché con todas las botellas de agua que me daban. Me pongo a correr en la recta de meta para recoger la tercera goma y que Bel y los demás no me vieran tan jodido.
Última vuelta, son 7 kilómetros y se ha terminado, sigo con mi anda-corre hasta el primer avituallamiento, y allí me tomo un par de coca colas.... coño! parece que me sientan bien... vamos a hacer la prueba de fuego, 5 minutitos corriendo.... 5? di mejor 10!, o mejor aún... sigue hasta el siguiente avituallamiento donde hay más "chispa de la vida"... ahí entendí el slogan. Estoy en la última vuelta, con las piernas frescas (apenas las había castigado al caminar tanto) y el estómago me da una tregua, y ahora si que caen los kilómetros con relativa rapidez... 26, 27, cruzo el río.... vamos que solo queda una cuesta y ya está.... y encima la voy a subir corriendo!! 29.... ya si que si, ya si que si.... encaro línea de contrameta, me pongo la cuarta goma, Bel se me une para entrar conmigo, pero voy tan lanzado que dice que no me sigue, que me espera en meta, y allí por fin cruzo con un gesto de rabia (si me hubiera apañado el estómago en la 3ª vuelta.....), me ponen la medalla y me dan una toalla chiquitilla, pero que luego uso para secarme tras una ducha... La sensación de cruzar la meta es indescriptible, me siento muy bien a pesar de que Bel me mira y me dice: "Estás hecho una mierda".... Debí de perder algo más de 3 kilos de peso, porque el lunes pesaba 3 kilos menos después de haber comido y bebido con voracidad. Buena cura de adelgazamiento esto de hacer un "C".....

4 comentarios:

Anónimo dijo...

ojala que yo termine hecho una mierda el sabado, eso será que paso la meta y me convierto en finisher.. envidia me das mamon. ABRAZOS Y FUERZA Y HONOR

Dani_ironmandream dijo...

Otra vez felicidades tío. La crónica me ha encantado.

Dani

Ishtar dijo...

¡¡Enhorabuena!!!, eso de la coca-cola lo he oído más de una vez. De hecho más de uno la lleva en el bidón (eso sí, mezclada con agua, que el gas seguro que bien bien no viene :-P)

Ahora a recuperar y a pensar en la siguiente (¿que cuál será?)

Besicos!

Lolo dijo...

Txomin, el sábado serás finisher y dejarás marcado tu neopreno como es habitual jejejeje. Fuerza y honor!!!

Dani, a ti te digo lo mismo, el sábado te toca a ti hacerle la muesca al revolver

Ishtar, a esas alturas, lo del gas de la cocacola es lo que menos te importa, y a las malas estamos al aire libre, no? jejeje... Creo que es ese gas el que hace moverse al estómago y que puedas volver a digerir comida y líquidos, además de que el azucar que lleva te da un aporte extra de energía inmediata. El próximo? Pálmaces este año, claro, el que viene repito Elche y en 2010.... quizás un IM?