lunes, 3 de septiembre de 2007

Regenerando

El fin de semana lo he pasado entrenando a algo menos de medio gas, pero con buenas sensaciones, parece mentira lo que agradece el cuerpo los días de descanso. Evidentemente no estoy ni de lejos en el estado de forma con que acabé la temporada en Pálmaces, pero tampoco tengo el cansancio físico y psíquico de aquellos días, ni los dolores de piernas...
Aunque sigo con las pulsaciones elevadas cada vez que empiezo a correr, noto como me voy adaptando poco a poco al gesto de carrera, como me cuesta menos la respiración en el agua, como la cadencia alta de pedaleo sobre la bici para a ser un gesto natural en lugar de forzado. En definitiva, vuelvo a sentirme triatleta, pero con un potencial de mejora mayor que el año pasado a estas alturas debido al descanso.
El viernes estuve nadando suave, haciendo técnica, unos 1700 m. El sábado empecé a acostumbrar el culo al rodillo durante casi una hora, y el domingo salí con la bici por el carril un par de horitas, para luego hacer una mini-transición de 15' de carrera suave.

2 comentarios:

Ishtar dijo...

Desperezar el cuerpecillo siempre cuesta, pero poco a poco se consigue, ya verás ;-). ¡¡Y para la temporada 2008 queda un montón!! :-)

Besicos!

Lolo dijo...

Y con lo rápido que se acostumbra uno a la vaguería, eh? jejeje.
Estoy seguro que cuando lleguen los tris de 2008 ya estaré a punto, ahora no es tiempo de competir, sino de regenerar, crear base y tener paciencia, que como dice P, es la virtud del triatleta.
Bienvenida de nuevo Esther!! ;)